Maracas

Las maracas

Este idiófono de sonido dulce y claro nace en Colombia, según unos, y en Puerto Rico, según otros. Quién sabe, el caso es que Sudamérica ha sido la cuna natural de estas calabazas (“las primeras maracas eran calabazas con las semillas intactas”), y nuestros ancestros (que ya bailaban) las usaban lo mismo para crear música, para organizar rituales o para curar; (se creía que su sonido invocaba a los espíritus). Nosotros aún lo creemos: ¡y si no los invoca, por lo menos los espanta!